El Festival Internacional de Teatro de Títeres de Segovia, Titirimundi 2012, llega puntual a su cita de primavera. Entre el 10 y el 15 de mayo, cientos de titiriteros de todo el mundo recorrerán la ciudad del acueducto, inundando sus calles, edificios y plazas de color, sueños y alegría. Titirimundi nació en Segovia hace ya 26 años. En todo este tiempo ha ido ganando protagonismo, hasta ser considerado uno de los mejores festivales de títeres del mundo. El éxito también le ha llevado a extender su programación a diferentes ciudades de Castilla y León, Madrid y sus alrededores.

'Madame Bovary', de Karyatides

Con más de 360 funciones en total (alrededor de 190 en Segovia capital, donde se puede disfrutar de 30 representaciones diarias), en Titirimundi 2012 participarán 34 compañías de 12 países distintos. La edición de este año se caracteriza por la fusión del teatro de títeres con otras artes (música, danza, artes visuales) y la voluntad de mostrar nuevas tendencias, crear espacios, carpas y lugares novedosos donde bucear en el mundo de este arte. Una buena muestra de esta iniciativa es, por ejemplo, El circo de las pulgas, entre otros espectáculos.

Desde Canadá, Jeff Achtem (Bunk Puppets), dará vida a un teatro de sombras y de luz tan conmovedor como divertido, en el que ejemplifica su asombrosa capacidad para crear personajes con cualquier elemento. Algo parecido sucede con A Bout de Ficelle (Francia), que trabaja con objetos reciclados, el pasacalles de Marionetas de Boromo, o Karyatides (Bélgica) y su escenografía liliputiense.

'Baby elephant', de Pas Par Tout

Los globos de Jean Philipe Atchoum o los personajes de papel recortado de Teatro Papelito emocionarán a los espectadores más pequeños, así como los Cuentos pequeños 2, de Hugo e Inés (Perú-Bosnia), creando figuras con sus propios cuerpos para atrapar aquellos pequeños instantes poéticos ocultos en la vida diaria. También está presente la poesía escénica de La Chana y de Circ Pànic; la risa más genuina de Enamorirse de PTV Clowns, o la locura escénica de La Pendue; los títeres de cachiporra de El Retablillo; los titiriteros más callejeros, Rod Burnett, Salvatore Gatto, Pepe Luna o Rèmy Bricka, o Títeres Cachirulo y Luna Teatro, enlazando música, danza y títeres para el espectador más joven.

Tampoco faltará a la cita el Baby Elephant de Pas Par Tout, aunque está prohibido enamorarse de él (más que nada porque no cabe en casa).

'Camaleón', de Teatro Papelito

Se trata, en definitiva, de una edición de Titirimundi donde se puede contemplar lo más espontáneo y artesanal de la tradición, junto a lo más contemporáneo y reciente de este arte en el que, como expresaba Paul Claudel, “el títere no es un actor que habla, sino una palabra que se mueve”. Una invitación a viajar por universos deliciosos, encantadoramente ejecutados por magos de la escena.

Para conocer todo sobre la edición de este año y sus participantes, consulta el impresionante programa que han diseñado.

 

Deja un comentario