Valladolid se convirtió en noviembre en un hervidero de propuestas teatrales para el público más exigente, un foro de intercambio de ideas entre profesionales que reflexionan sobre el presente y futuro de la artes escénicas dirigidas a la infancia y la juventud. Era la segunda ocasión en la que Valladolid se vuelca con la organización de los Encuentros TEVEO, que alcanzan este año su XVI edición. El apoyo de las instituciones de la ciudad es absoluto. El escenario no podía ser más brillante: un Teatro Calderón radiante, lleno de luz, rutilante, que sigue inmerso en las celebraciones por su 150 aniversario.

Los organizadores de la cita hablaban de “un viaje fantástico”, lleno de momentos mágicos para grandes y pequeños, con incontables sorpresas y espectáculos de todo tipo. De hecho, por el Calderón se pudieron ver un total de 12 montajes, diseñados por compañías especializadas procedentes de muy diversos rincones del país (¡y hasta una italiana!). Pero los Encuentros TEVEO no quisieron centrar su viaje únicamente en Valladolid. Ciudades tan distantes como A Coruña, Narón, Basauri, Albaida, Miranda de Ebro, Ponferrada y Salamanca, aparte de tres pequeñas localidades de la provincia de Valladolid (Villanubla, Aldeamayor y La Cistérniga), se apuntaron este año a la “fiesta” y programaron espectáculos diversos para toda la familia.

Un momento del espectáculo de la compañía DA.TE Danza.

La Sala Principal del Teatro Calderón, la anexa Sala Delibes o el sorprendente espacio El Desván –creado hace apenas cuatro años para el disfrute exclusivo de los más pequeños–, se llenaron de peques de todas las edades que corrían arriba y abajo por los pasillos, jugaban al escondite inglés mientras esperaban a que comenzara la función o, simplemente, gateaban por el suelo. Después, en el interior, rieron con el humor fresco, brillante e introspectivo de DA.TE Danza (¿Cuál es mi nombre?), se sumergieron sin pestañear en el mundo onírico de Factoría Norte (Nora) o se quedaban absortos con las acrobacias y la música en vivo de Zen del Sur (Heian). Ahora, de vuelta a casa, están más cerca de conocer la importancia de los sueños, ya saben a qué suena la tranquilidad y han descubierto miles de colores nuevos. ¡Qué divertido puede ser un violonchelo! ¡Cuántos misterios esconde el mar!

Aspecto de la Sala Principal del Teatro Calderón durante una de las representaciones.

En los siguientes enlaces puedes leer una breve crónica/resumen de cada una de las mesas de debate y reflexión que se celebraron en Valladolid los días 21, 22 y 23 de noviembre, en las que participaron grandes profesionales del teatro, instituciones locales y agentes culturales. Los Encuentros TEVEO son, básicamente, una herramienta para facilitar el acceso a la cultura teatral de la infancia y la juventud, para crear redes de intercambio y de investigación.

– Tortell Poltrona o la búsqueda de la sonrisa (día 21 de noviembre).
– Un intercambio de experiencias, conocimientos e ideas (día 22 de noviembre).
– La voz de los jóvenes (día 23 de noviembre).

 

Deja un comentario