Por Victoria Ramos

Es cierto que la mayoría de pollitos tienen mamás gallina, que los perritos tienen papás perro, los elefantes familias elefante y las hormigas hijas hormiga, pero hay familias diferentes. La mía, por ejemplo. ¡Ser diferente es genial! Yo soy un pollito y mi mamá es una gata. ¡Y me encanta! Pocos comprenden que para mí tener una mamá gata es lo más divertido del mundo. Mamá trota, tiene bigotitos con los que me hace cosquillas, una cola preciosa y un pelo muy muy suave. ¿Qué más podría pedir? ¿Queréis conocer mi historia?

Ilustración de Nora HilbCuento de Luz continúa maravillándonos con sus historias. Hijito pollito emplea el sentido del humor y un lenguaje que muestra esa naturalidad que tienen los niños para abordar el tema de la diversidad en el ámbito familiar, un libro perfecto para acercarse al tema de la adopción y comenzar a tratar el valor de las diferencias. El pollito adoptado por la gata es consciente de sus diferencias y, en lugar de preocuparse por ellas, ha aprendido a valorarlas. Mientras se integra en el mundo gatuno acude a la escuela de pollitos y, así, sigue en contacto con su naturaleza.

El tema se aborda con una deliciosa simplicidad y Marta Zafrilla vuelve a dotar –igual que hiciera en Los despistes del abuelo Pedro a sus líneas de esa pasmosa sencillez, honestidad e irrefutable lógica de la que únicamente hacen gala los niños. El pollito no sólo conoce a través de su mamá gata la historia de su adopción, sino que es consciente de que hay familias de muchas clases, y todas son buenas, ya que para él la suya es la mejor del mundo.

Gracias a su mamá gata, este pollito felino es capaz de responder a todas las preguntas que le hacen en cole o por la calle, a pesar de que, en su felicidad, no es capaz de entender el asombro de la gente. Sí, su mamá y él son diferentes, pero diferente no es malo. Sólo original, ya que, ¿por qué querría alguien ser siempre como todos los demás?

Simple, directo, divertido y eficaz, este cuento ilustrado es una magnífica herramienta para padres, profesores y pedagogos a la hora de abordar temas como la diversidad o la adopción.

La ilustradora, Nora Hilb, eligió los lápices de colores para dar vida a este cuento y ha logrado impregnar cada página de un colorido y una dulzura que se traduce en un potente componente visual. El blanco que enmarca las páginas proporciona cierta sensación de inocencia y limpieza, al tiempo que contribuye a que el lector repare en multitud de divertidos detalles repartidos por sus cálidas y exuberantes ilustraciones.

Lo cierto es que cuando salimos a pasear nos sentimos un poco observados. Al principio me molestaba y decía:
– Mami, ¿por qué nos miran sorprendidos?
– Porque somos diferentes, cariño.
– ¿Y es malo ser diferente?
– No, para nada. Es malo si quieres ser como todo el mundo.
– ¡Puf! Eso es un aburrimiento. ¡Yo quiero ser original!
– Y desde entonces no me molesta que nos señale la gente.

A partir de 5 años.

Autora: Marta Zafrilla
Ilustradora: Nora Hilb
Editorial: Cuento de Luz
Precio: 14,95€ (tapa dura) / 6,74€ (libro electrónico)

 

Deja un comentario