Por Raquel Berini

Gijón se convierte por unos días en un paraíso para los peques. Entre el 15 y el 21 de febrero se ha celebrado la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas (FETEN), que alcanza este año su edición 23. Al ver las cifras de artistas, compañías, programadores y público asistente a los espectáculos, podemos anunciar con entusiasmo que FETEN se ha convertido, sin duda, en uno de los principales referentes internacionales para los profesionales de la escena para la infancia.

Gijón, ciudad con olor a mar, muy cercana y acogedora para el visitante, vive intensamente durante una semana la magia del teatro. Calles, plazas, centros culturales… y el hermoso y centenario Teatro Jovellanos se llenan de luz, color, imaginación y creatividad. Cada rincón es una fiesta, donde los protagonistas indiscutibles son los niños. De la mañana a la noche, las representaciones se multiplican en los diferentes espacios para que escolares, público familiar y profesionales disfrutemos y nos hagamos una idea del panorama escénico para la infancia que circula dentro y fuera de nuestras fronteras. Música, títeres, clown, teatro para bebés, danza, magia… ¡Todo tiene cabida bajo el paraguas de FETEN! También hay espacio para exposiciones y la reflexión sobre las tendencias creativas y la evolución de la industria cultural.

Un total de 70 compañías –procedentes de España, Argentina, Bélgica, Bulgaria, Francia, Holanda e Italia– han participado en la edición de este año. La feria ha acogido alrededor de 150 representaciones. Entre todos los trabajos destacan seis propuestas de estreno, que te describimos muy brevemente a continuación.

  • Los vallisoletanos Teloncillo Teatro, con su reciente Premio Nacional de Artes Escénicas para la Infancia y la Juventud, presentaban un risueño y cantarín montaje para bebés: Nidos.
  • Los cántabros La Machina Teatro nos ofrecían en primicia El niño erizo, versión de un cuento de los hermanos Grimm que nos invita a reflexionar sobre la necesidad de valorar a los demás y a uno mismo.
  • Los valencianos Teatre del Blau y Escalante Centre Teatral & La Pavana Compañía de Teatre ponían en escena, respectivamente, Dong Dong Quijote –un montaje que nos ayuda a descubrir todos los sonidos que nos acompañan en la vida– y El hombre invisible –homenaje a la literatura fantástica de principios del siglo XX, protagonizada por el detective Sherlock Holmes.
  • La madrileña Marina Bollaín, acompañada por el músico Pablo Navarro, ponía la nota coqueta y operística en FETEN con el entrañable El Duende Calcetín, un cuento musical sobre los valores de la amistad y la solidaridad, que hizo participar a grandes y pequeños.
  • Marie de Jongh (País Vasco), con el tierno montaje Kibubu, nos muestra a una pareja de payasos que intenta dar la campanada introduciendo un gorila de verdad en sus espectáculos y, al final, el sabio animal les da una lección de compañerismo, amor y respeto hacia el prójimo (aunque sea un animal).

Espectáculo de Teloncillo en FETEN 2014. Imagen de Gerardo Sanz Fotógrafos (www.gsfoto.es).

Por mencionar otros espectáculos y las diferentes disciplinas artísticas que han subido a los escenarios de Gijón, debemos nombrar a Eugenia Manzanera y su CorporeOH!, un divertido discurso visual y sonoro que nos enseña cómo un niño puede sorprenderse de las potencialidades que esconde su cuerpo. Por otra parte, cuentos narrados oralmente, pero también en lengua de signos, para hablarnos sobre la diferencia, es la interesante propuesta de Primera Toma / APTENT / CDN con Mano a mano. Los títeres también fueron los protagonistas en El guardián de los cuentos. Aquí, La Tartana nos narra hasta cinco historias diferentes utilizando decenas de títeres de todos los tamaños, teatro de sombras y un mundo fantástico repleto de sorpresas, que reivindicará la lectura como fuente de imaginación. Aladín, un musical genial, el teatro musical de gran formato y espectacularidad en sus números, llega de la mano de la compañía Trencadís Produccion. Dot, de Maduixa Teatre, es un espectáculo en el que se combina danza, teatro, música y nuevas tecnologías. Por último, teatro, títeres y objetos se fusionan en La verdadera historia de Juan Sinmiedo, otro tierno montaje de Disset Teatre, que nos enseña que tener miedo es normal.

En lo que respecta a la participación internacional, lo más llamativo ha sido la compañía italiana Quelli Di Grock, con la que nos adentramos en El jardín: dos actrices, música, luces y un original cuento que habla a los peques sin palabras crean un vínculo insólito entre todos, dejando espacio a la capacidad de imaginación. Y con los argentinos Puro Grupo Teatro nos reiremos de lo lindo con su particular y accidentada versión del clásico de Shakespeare Romeo y Julieta, una obra en construcción.

Los catalanes Mag Lari fueron los encargados de inaugurar oficialmente FETEN 2014. Magia, humor e ilusionismo tomaron el Jovellanos con el show La magia de Mag Lari. Por su parte, el broche final de la feria lo puso la valenciana (y siempre sorprendente) Ananda Dansa (Premio Nacional de Danza 2006) con una mágica coreografía sobre el popular héroe Peter Pan.

Espectáculo ‘Elefanteando’, de la compañía GAAC.

Además, el Paseo de Begoña, la calle Tomás y Valiente y la Plaza del Instituto se han convertido un año más en escenarios oficiales de FETEN. Cada una de las localizaciones albergaron juegos en la calle e instalaciones diversas, como las que proponían los franceses Les Festijeux, que convertían a los más pequeños en princesas, guardias y caballeros con Castillo Poch y Torneo de Caballeros. La Muestra de artilugios y juguetes de época, de los catalanes Jocs Ambulants, proponían a su vez una serie de juegos de tamaño gigante para enriquecer las posibilidades educativas de los jóvenes. El burro dels Jocs y Fadunito construyeron una auténtica red social al aire libre con ExterNet, una instalación llena de tubos enredados en la que las familias al completo jugaron a comunicarse. GAAC y Tombs Creatius completaban la sección con sus cuentos y juegos de habilidad en Oti Jocs y El extraño viaje del señor Tonet, respectivamente.

‘Juan Sinmiedo’, de Disset Teatre.

FETEN está organizada por la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular, en colaboración con el Ayuntamiento de Gijón. Cuenta, además, con el patrocinio del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música del Ministerio de Cultura (INAEM) y la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Principado de Asturias. FETEN ha disfrutado este año del patrocinio oficial de Liberbank, con la colaboración logística de Acción Cultural Española y del programa COFAE Circuito de Movilidad.

Los organizadores calculan que más de 10.000 niños han pasado estos días por la feria. El ambiente en la ciudad era jovial y totalmente festivo. FETEN no deja de ser un auténtico revulsivo para una ciudad del tamaño de Gijón, cuya oferta cultural atraviesa momentos complejos debido a la coyuntura económica del país. Los organizadores advierten de que el impacto económico de la feria es muy significativo, con un importante retorno social. La inversión que se realiza para poder acoger cada año FETEN se multiplica al menos por siete, aseguraron los profesionales que participaron en un debate en la Sala de Conferencias del Centro de Cultura Antiguo Instituto el pasado 19 de febrero.

¡Brindemos para que todos podamos seguir deleitándonos y aprendiendo con FETEN durante muchos años!

 

Deja un comentario