La magia del Cirque du Soleil está de nuevo en España. La gran carpa blanca que encierra los secretos del último espectáculo en aterrizar en nuestras tierras, Kooza, se alza ya en la Puerta del Ángel de la Casa de Campo de Madrid. Abrió sus puertas el pasado 1 de marzo. Con capacidad para albergar a 2.600 personas, este sorprendente espacio acogerá un montaje que rinde homenaje al circo tradicional, con payasos –los grandes protagonistas–, acróbatas y contorsionistas, además de una fantástica novedad: una rueda de la muerte y un número de funambulismo único a gran altura.

La gigantesca carpa del 'Grand Chapiteau'

Kooza nos narra la historia de un personaje solitario, Innocent, que busca su lugar en el mundo. Nos habla de la conexión humana y “el mundo de la dualidad, de lo bueno y de lo malo”, según David Shiner, creador del montaje. El miedo, la identidad, el reconocimiento y el poder son conceptos explorados a lo largo de un espectáculo que juega con un tono cómico y ligero, y que propone, según Shiner, que el espectador abrace sus propios demonios en pos de la libertad.

La palabra sánscrita koza significa “caja”, “baúl” o “tesoro”, que precisamente da título a esta producción inspirada en la idea de “circo en una caja”.

A través de Kooza se regresa a los orígenes del mundo circense, con actuaciones de una inmensa exigencia física, espléndidas e hilarantes, que juegan con la fuerza y la fragilidad, la confusión y el equilibrio, llevándonos a un mundo imaginario y visual, colorido, exótico y apasionante, lleno de sorpresas, emociones, descaro, sobresaltos y audacia…

Desde su estreno en abril de 2007, Kooza ha enamorado a más de 4 millones de espectadores en Norteamérica y Japón. Ahora cruza el Atlántico para llegar a Londres, Madrid (hasta el 14 de abril) y Bilbao (a partir del 16 de mayo).

'Charivari'. Fotos de OSA Images. © 2007 Cirque du Soleil

 

Deja un comentario