Por Victoria Ramos

Con unas líneas sacadas de La historia interminable, la ya mítica obra de Michael Ende –todo un referente en literatura infantil fantástica–, arranca una de las últimas historias que ha dado a luz la siempre fértil imaginación de Laura Gallego y que le ha puesto en las manos el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2012.

El amor de esta filóloga por las novelas de caballerías se deja sentir en una historia llena de ternura que más que una novela parece un cuento de los suelen comenzar con las palabras que dan nombre a esta página web: Érase una vez… Y es que sus páginas hablan de antiguos reinos medievales, bárbaros guerreros, bosques encantados y damiselas criadas entre algodones que jamás sospecharon lo dura que podía ser la vida.

Sin embargo, no estamos ante la típica historia de doncellas rescatadas por príncipes de brillante armadura. Los personajes de sus páginas tienen las armaduras melladas, los caballeros están en apuros y las jóvenes inocentes aprenden que la mejor opción es salir al rescate ellas mismas y que los finales no siempre son felices. Una historia que habla de la necesidad de romper con el conformismo, de la importancia de los lazos de la amistad y del valor necesario para seguir nuestro propio camino y ser fieles a nuestras ideas.

Además de la cabezota e impulsiva protagonista de la historia, Viana, de buen corazón pero también contestona y bastante infantil en ocasiones –un personaje tan bien construido que el lector siente ganas de darle un par de gritos como mínimo–, destacan personajes como Lobo –y la historia de cómo perdió su oreja–, la anciana Dorea y su picaresca o la soñadora Belicia.

Con el estilo sencillo, claro y rico en descripciones que caracteriza a la autora, la historia –plagada de mensajes de esperanza que son los verdaderos protagonistas del libro– discurre a un ritmo fluido y presume de una maravillosa ambientación que logra llevarnos al mismo corazón del Gran Bosque.

La editorial SM ha creado una pequeña obra de arte en papel para contener esta historia. Con unos márgenes amplios, destacan las páginas de introducción a cada capítulo, profusamente decoradas y con unas maravillosas capitulares, así como las imágenes que esconden las solapas interiores.

La magia, tan presente en la obra de Laura, no es el corazón de esta historia. Sus lectores habituales no encontrarán en estas páginas, aptas desde nuestro punto de vista para un público más joven de lo habitual en la autora y de lo indicado en las recomendaciones de edad, un nuevo Idhún o un regreso a Las crónicas de la torre. Aunque sí vuelven a aparecer ciertos elementos propios de la pluma de Laura que suelen abundar en sus libros: la joven guerrera, el lobo, el misterioso muchacho rubio que aún tiene que descubrir cosas sobre sí mismo… Es una novela de aventuras, crecimiento personal, inocencia, amor y fantasía.

Una historia de tiempos pasados con misteriosos juglares que narran historias que hablan de leyendas y secretos olvidados, de caballeros vencidos, de doncellas valientes, proscritos sin orejas y un bosque encantado donde uno puede encontrarse a sí mismo y escuchar cantar a los árboles.

“Muchacha, te contaré algo: el mundo está lleno de historias. Todas las personas y todas las cosas tienen historias que contar. A algunas de ellas se llega a través de gente como yo, que las relata para que no se olviden. Otras, en cambio… se viven. (…) Ahora tú debes decidir si seguirás siendo una oyente o, por el contrario, saldrás en busca de tu propia historia”.

A partir de 12 años.

Autora: Laura Gallego
Editorial: SM
Precio: 14,95€ (tapa blanda) / 15,95€ (tapa dura)

SM nos muestra en el siguiente vídeo cómo se diseñó la portada:

 

 

Deja un comentario